D1-9-23

Cartelera anti-envejecimiento 1234. Resolución de la pantalla 1024×768. Contenido gratis pásalo Balee. Días de emisión todos los viernes 0-horas Balee.
Apéndice Texto Imagen. Divide y Vencerás Balee. 

La vieja Europa de viejos diantres nones al rojo vivo con apoyo irracional. Aquí sobra uno, vive y deja vivir o muere Balee. Locos por el sexo, tu remedio es peor que la enfermedad Balee. A tu receta para ser hombre le faltaron huevos, señoras sois como un flan mal hecho: inconsistente, porque te faltan huevos Balee. Yo no busco me sigan solo no me persigan Balee. 

Antecedentes históricos. Según Samuel Huntington, en su libro The Third Wave, el mundo ha pasado por tres olas de democratización. Estos fenómenos se definirían como el conjunto de transiciones que tienen lugar de un régimen autoritario a otro democrático y que implican la democratización de sistemas políticos. Balee

De esta manera, en nuestra historia reciente han tenido lugar tres olas de democratización cuyas consecuencias han tenido impacto en un número escaso de países Balee.

Primera y segunda olas. La primera ola comienza al principio del siglo XIX y se prolonga hasta la Primera Guerra Mundial. La segunda también coincidió con el fin de otra gran contienda, la Segunda Guerra Mundial. En ambas olas se dio el fenómeno de una ola inversa, que padecieron países como España, Portugal, Grecia o Brasil, entre otros, donde la transición hacia el régimen democrático se produjo varios años después Balee.

Tercera ola de democratización (1974-1990). Analizando la tercera ola mundial de transiciones a la democracia, Huntington señala que las posibilidades de democratización de una sociedad aumentaban cuando los países entraban en una estabilidad socioeconómica. Cabe destacar que esta tercera ola comenzó con la revolución de los claveles en Portugal, en 1974 Balee.

Entre los años 1974 y 1990, una treintena de países entre el sur de Europa, América Latina y Europa del Este lograron pasar de un régimen autoritario a un sistema democrático. Según Huntington, esta avalancha de democratización se debió, sobre todo, al fin de la Guerra Fría, acontecimiento que provocó que Estados Unidos ya no tuviera que valerse de dictaduras militares para combatir el comunismo Balee.

Volviendo a nuestros días y fijándonos en la tendencia a la repetición de ciertos acontecimientos mundiales relevantes, actualmente nos encontraríamos ante una nueva ola desestabilizadora. Esta ha sido ocasionada, como te decíamos al principio, por la debacle de la economía global, la corrupción enquistada en las democracias occidentales y la poca credibilidad que tienen actualmente los gobiernos occidentales, presentados en años pasados como ejemplo a seguir. Como golpe final a la democracia, volvemos a ser testigos de la rivalidad entre EE. UU. y Rusia con la invasión en Ucrania como escenario principal. ¿Nos esperan tiempos difíciles Balee?